ETSIAETodas las Noticias

Nueva edición del Curso de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aeronaves

|   Estudiantes

Dará comienzo el próximo 4 de mayo en dos modalidades: presencial y semipresencial. El período de preinscripción está abierto hasta el 5 de abril.

La investigación de accidentes e incidentes aéreos es una actividad de carácter multidisciplinar, por lo que el Curso de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aeronaves, INACCaero, que alcanza en 2021 su octava edición, se dirige a profesionales y titulados de muy diversas áreas: desde la medicina al derecho, pasando por el periodismo, la psicología y, por supuesto, la aeronáutica.

Este título propio de la Universidad Politécnica de Madrid expone la finalidad de un proceso de investigación cuando ocurre un incidente o accidente con una aeronave, tanto en el caso de aeronaves civiles como militares. Asimismo, explica las normas que rigen este proceso, quién lo realiza, cómo, qué se puede obtener a través de él y cómo contribuye a mejorar la seguridad aérea. En definitiva, se abordan todos los aspectos implicados en la actividad investigadora, desde la preparación de la investigación a la redacción final de informes, porque para asumir un proceso de esta índole se requiere de personal expresamente formado en la materia.

Basado principalmente en los contenidos más relevantes del curso básico de investigación de accidentes de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), INACCaero es el único curso en español de estas características, que está avalado por todas las instituciones y entidades implicadas en el ámbito de la seguridad aérea y se ha convertido además en referente para la formación de miembros de las Fuerzas Armadas.

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), el Instituto Iberoamericano del Derecho Aeronáutico y del Espacio y de la Aviación Comercial (IIDAEAC), la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la Asociación Española de Pilotos (AEP), el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA), son las entidades que respaldan este curso de formación específica de la UPM.

Modalidades y preinscripción
Con 110 horas lectivas, se puede cursar en dos modalidades: presencial y semipresencial. La modalidad presencial contempla nueve semanas de formación, con clases tres días a la semana en horario de tarde (4 horas) en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) que se inician el 4 de mayo y finalizan el 1 de julio. Para esta modalidad se ofertan tan solo 25 plazas, pues se observarán todas las medidas de seguridad, higiene y distancia social establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del contagio de la covid19. “En la edición anterior el curso tuvo que impartirse ya en un contexto de pandemia y todo se desarrolló adecuadamente según lo previsto, sin ningún tipo de incidente y sin perder los estándares de calidad en la formación recibida, pues seguridad y aprendizaje son prioritarios para nosotros”, subrayan los organizadores de INACCaero.

La modalidad semipresencial, con 30 plazas ofertadas, también incluye nueve semanas de formación en las mismas fechas (del 4 de mayo al 1 de julio), distribuidas en siete primeras semanas online y dos últimas presenciales e incluyendo igualmente, clases teóricas, actividades prácticas y presentación y evaluación del trabajo final.

La preinscripción está abierta en https://www.upm.es/atenea hasta el 5 de abril. Podrán matricularse, quienes estén en posesión de un título universitario (de cualquier rama), quienes estén en posesión de licencias, habilitaciones, o autorizaciones aeronáuticas civiles o militares, o quienes acrediten una experiencia profesional relacionada con la seguridad y o la actividad aeronáutica que pueda verse afectada por la investigación de un accidente aéreo. “En la edición anterior recibimos casi el doble de solicitudes de las que podemos admitir y esperamos que la tendencia continúe al alza, porque eso significa que hay mucho interés tanto en el proceso de investigación de un accidente como en la formación que impartimos desde la ETSIAE, y esto, en último término, redunda en beneficio de la seguridad aérea”, afirma Cristina Cuerno, directora del curso.

Volver