ETSIAETodas las Noticias

“Del MIT me traeré mucho conocimiento”

|   Estudiantes

Jose Aguilera Toste, estudiante del Máster Universitario en Ingeniería Aeronáutica en la ETSI Aeronáutica y del Espacio, se encuentra en el Massachusetts Institute of Technology realizando una estancia de investigación.

Los últimos meses Jose Aguilera Toste ha cambiado las aulas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) por el Plasma Science and Fusion Center del Massachusetts Institute of Technology (MIT) gracias a una beca de la UPM para estancias breves de investigación en la prestigiosa universidad americana.

Sólo seis estudiantes de la UPM han sido seleccionados para este tipo de estancias durante el curso 2023/24 y Jose es, además, el primero que acoge el departamento de Fusión del MIT. Allí, el estudiante del Máster Universitario en Ingeniería Aeronáutica (MUIA) se ha encontrado con Pablo Rodríguez Fernández, ingeniero industrial por la UPM con una brillante trayectoria y líder del equipo investigador del MIT que está desarrollando el primer reactor de fusión nuclear compacto del mundo.

Jose se define como una persona con gran curiosidad y dispuesta a afrontar nuevos retos. Consciente de la gran oportunidad que supone su paso por el MIT ha sabido aprovecharla al máximo, incluso ampliando la estancia un mes más de lo previsto. Nos cuenta en esta entrevista cómo está siendo su experiencia.

Pregunta.- ¿Qué te motivó para presentar tu candidatura para acceder a estas becas para breves estancias de investigación en el MIT?
Respuesta.- Creo que tuve mucha suerte y el momento fue perfecto. En segundo del Máster Universitario en Ingeniería Aeronáutica (MUIA) en la ETSIAE adquirí verdadera pasión por la fusión y esto hizo que quisiera invertir los descansos entre clases o incluso algunas clases para preguntarles mis inquietudes a quien me quisiera escuchar en el departamento de Física Aplicada sobre Fusión, hasta que me decidí preguntarles si podía hacer las prácticas curriculares de MUIA con ellos. Me motivó más el hecho de poder aprender más sobre confinamiento magnético en el MIT que el hecho mismo de ir al MIT.

P.- Solo 6 estudiantes de la UPM han sido seleccionados para acudir al MIT, ¿cómo valoras que la UPM ofrezca este tipo de programas de movilidad internacional?
R.- Lo valoro muy positivamente. De hecho fue unos de los motivos de peso por los que elegí estudiar en la UPM y hacer el MUIA. También quise cursar MUIA para encontrar mi verdadera pasión y lo hice, cosa que agradezco mucho.

P.- En la UPM estabas trabajando en fusión de confinamiento inercial, ¿qué supone para ti seguir trabajando en estos temas en un centro tan puntero como el Plasma Science and Fusion Center?
R.- El hecho de tener conocimientos sobre los dos principales tipos de fusión en el planeta y adquiridos por profesionales de la talla de Rafael Ramis Abril (en la UPM) y Pablo Rodríguez Fernández (en el MIT) es de lo que más orgulloso estoy ahora mismo. Les debo, a ambos, mucho conocimiento.

P.- ¿En qué consiste el proyecto en el que estás inmerso actualmente? ¿Qué responsabilidades tienes encomendadas?
R.- Estamos en un Grupo de Transporte y Turbulencia del Plasma en el 'core' de un reactor tokamak. Usamos técnicas de modelamiento integrado para predecir el comportamiento en este citado transporte. Estos modelamientos integrados aúnan técnicas modernas de machine learning junto a algoritmos de cálculo numérico para aprovechar la precisión y la velocidad de ambas técnicas.

P.- ¿Encuentras muchas diferencias entre el modo de investigar que has desarrollado en la UPM y lo que haces ahora en el MIT?
R.- Personalmente lo que me ha impresionado del tipo de investigación es el gran número de subgrupos que existen y cómo todos ellos están interconectados a través de charlas, discusiones y seminarios semanales. No obstante, ambos lugares, UPM y MIT comparten unos profesionales con una motivación y conocimiento increíbles que están ayudando día a día a hacer de la fusión una realidad.

El grupo de investigación del Plasma Science and Fusion Center en el que se ha integrado el estudiante de la ETSIAE

P.- Ya llevas cinco meses de estancia, ¿qué destacarías de esta experiencia?
R.- Lo que más me ha gustado hasta ahora es el grupo de trabajo, la organización, la solución de problemas en conjunto… Además, la vida en el campus es muy divertida y entretenida, hay de todo a todas horas.

P.- Ibas a estar en el MIT hasta febrero de 2024, pero vas a prorrogar la estancia un mes más, ¿a qué se debe?
R.- Era la primera vez que el departamento de Fusión del MIT acogía a un estudiante de la UPM, así que quise dar lo mejor de mí para que este acuerdo se mantuviera en el futuro y ya lo he conseguido, ha funcionado. He obtenidos resultados buenos en lo que se me pedía. En enero me surgió una idea que quería probar en el proyecto y la comenté, se estudió y se valoró positivamente, así que me concedieron una extensión por un mes más.

P.- Esta iniciativa busca un desarrollo integral del estudiante, ¿qué te traerás de EEUU en tu mochila tanto a nivel personal como académico o profesional?
R.- Lo primero que me traeré es mucho conocimiento. Es verdad lo que se dice del MIT, aquí se aprende mucho.

P.- Cuando regreses a la ETSIAE, finalizarás MUIA, ¿cuáles son tus planes de futuro?
R.- Me gustaría seguir en el mundo de la fusión, pero aplicado a propulsión espacial. Eso significaría unir mis dos mayores pasiones, el espacio y la fusión, así que intentaré encontrar algo que me permita desarrollar este sueño.

P.- Está abierta una nueva convocatoria de becas para el curso 2024/25, ¿por qué crees que los estudiantes de la ETSIAE no deberían dejar pasar esta oportunidad única?
R.- Sencillamente porque será la mejor experiencia de su vida estudiantil.

Jose Aguilera junto a los otros cinco estudiantes de la UPM que han sido seleccionados para las estancias de investigación en el MIT

Volver